Hola, soy Alejandro

En el año 2006 ingrese por primera vez a una clase de Yoga, con un instructor y compañeros/as con grandes habilidades. Para mí, en ese entonces, era impensado incluso hacer balasana sin molestia en los talones, o disfrutar del silencio meditativo. Al parecer, no era el único que le ocurría esto, conocí personas que entraban a practicar y al poco tiempo se retiraban, Yo lo pensé en varias ocasiones, pero seguí, fue la mejor decisión que tomé. 

Durante años probé con diferentes instructores/as de distintas nacionalidades y métodos; Hatha, Iyengar, Ashtanga, Vinyasa, Kundalini, Power, Integral, entre otros. Recuerdo lo mucho que me costaba seguir las instrucciones para construir asanas, mi mente y cuerpo seguían caminos distintos, pero cuando lograba conectar conmigo era una sensación tan agradable que me motivó para aprender más, saber los fundamentos de esta práctica y formarme como instructor de Yoga, lo que sentía al practicar era algo que quería compartir con más personas.

Tengo especial interés en el Yoga Terapéutico, el cual me ha dado buenos resultados a nivel personal y he acompañado varios tratamientos en personas con diferentes patologías de salud física y mental. En este ámbito logré conocer una clave que me ayudó a comprender que el Yoga realmente es para todos/as, independiente del método, forma, linaje o el/la ¨maestro/a¨, lo más importante es conectar con uno/a mismo/a, entendiendo que el cuerpo es una herramienta, no es el fin en sí mismo. 

En mi búsqueda viajé a algunos países de Europa, recorrí ciudades del norte, centro y sur de India, entre las que destaco: Rishikesh conocida como el corazón del Yoga, Benarés una de las 7 ciudades más sagradas para el hinduismo. Bodh Gaya, Sarnath y Kushinagar 3 de las 4 ciudades más sagradas del budismo, entre otras. Visite China para impregnarme de la importancia del movimiento. 

Mi experiencia y formación me ayudaron a crear una metodología de enseñanza e intervención propias, ser parte de organizaciones internacionales en calidad de Maestro en la Asociación de Instructores/as de Yoga de Latinoamérica y Representante de la organización internacional de YogaTerapia, Ayurveda y Yoga. Además de, en el año 2017 recibir el patrocinio de la embajada de India en Chile.

En este sendero conocí el mindfulness y profundicé en esta práctica contemporánea que tiene sus bases en tradiciones milenarias, analicé sus diferencias y similitudes con el Yoga. Comprendí que ambas son base de la educación, agilidad e inteligencia emocional tan necesarias en la actualidad. En esta línea, estudié mi postgrado, terminé con éxito el programa Mindfulness Based Stress Reduction (MBSR), fui parte de la asociación española de mindfulness y compasión, desarrollé programas para el relacionamiento comunitario integrado en planes de responsabilidad social empresarial (RSE), además de generar instancias de autocuidado, gestión del estrés y de las emociones para trabajadores/as.

He publicado varios artículos en dos revistas europeas y una nacional: MINDALIA, Yogaenred y Yogastyle. Además de participar en actividades de universidades, empresas públicas y privadas, entre las que destaca; Take a Yoga Break de la catedra Managing Business Compliance dictada en la Universidad de Nottingham en Reino Unido y el congreso online internacional [email protected] por el bienestar. 

En mis más de 15 años de experiencia en prácticas contemplativas, he formado instructores/as e impartido capacitaciones, workshop, seminarios, entre otros. Mi actual interés es guiar a otro/as en este sendero, y que los beneficios de estas prácticas lleguen a todos/as, siempre de una manera amable, simple y útil, sin dogma ni doctrina alguna. 

Lo que he aprendido en este tiempo, es que ni el Yoga, ni el Mindfulness son para hacer posturas difíciles, complicadas, mucho menos exigentes, pero si las quieres aprender, también te lo puedo enseñar en las formaciones. Además, los caminos del Yoga son variados, pero el Yoga es solo uno, e independiente de tus habilidades y características personales, esta práctica milenaria vive en ti, descúbrelo y disfrútalo

 Escríbeme, bienvenido/a.